La presencia de la mujer en la industria: una asignatura pendiente